Vieja gorda follada por su perro y corriéndose



Una vieja gorda y calentona se corre cuando se la folla su perro, la mujer de sesenta y dos años todavía tiene ganas de que le destrocen el coño a folladas, y nadie mejor que su mascota con esa viralidad y esa fuerza para que la haga sentir la cosa mas rica que ninguna mujer podría experimentar, porque aunque ya es abuela, ella no está dispuesta a renunciar al sexo con su animal, ya que no tiene hombre a su lado, acude a su mascota para que le rellene la panocha como él solo sabe hacerlo.



Gorda madura haciendo zoofilia con la mascota

Esta veterana enviudó hace varios años ya, y al poco de faltarle su esposo ya comenzó a hacer zoofilia con perros, este es el segundo que tiene y tambien el segundo con el que mantiene relaciones íntimas, su primera mascota cumplió fielmente con ella cogiéndosela durante mas de tres años hasta que el animal se hizo demasiado viejo para chingar, por lo que se hizo de un segundo animal sustituto que le diera bien duro por su coño aun con ganas de correrse a chorros.


Los animales son un buen consuelo para las mujeres viudas y divorciadas que no tienen novios ni amantes, porque estas mascotas además de hacerlas sentir seguras, las hacen disfrutar de un sexo sin ataduras y mucho mas satisfactorios, solo chingan cuando ellas tienen ganas, y sus perros nunca las defraudan, son unos queridos perfectos que les hacen sentir en cada coito aquello que no les proporcionaron sus parejas. Solo hay que ver a esta vieja gordita con sus grandes melones como se arrodilla y se deja hincar por el perro hasta venirse.

Category:

Zoofilia