Este es un video de zoofilia anal en el que dos perritos se encargan de perforarles los culos a sus viejas dueñas, ellas son vecinas y amigas desde hace años, y ahora también comparten una afición común, a las dos les gusta que sus perros les metan las pollas, y hasta les dejan que les hagan anales totales.


Pocas mujeres tan mayores dejan que sus perros las enganchen y las abotonen y menos aun por el ano, estas mujeres tan gordas que apenas pueden moverse, se las apañan muy bien para ponerse de rodillas y que sus animales las cojan a cuatro patas, es una gozada ver a las mujeres de tetas fenomenales con las pollas de los perros enganchadas en los ortos.