Mamá se pone cachonda cuando acude a la visita que tiene concertada con el gyno pervertido que la toca suciamente en el chocho por encima del body, ella se queda solo con un body enterizo pensando que estaría mas modosa, pero al doctor cerdo le dio igual, la toco de la misma manera que si hubiera tenido la panocha al aire libre, luego que la calentó, el medico cuando la vio con la concha chorreando en flujo, le trajo un vibrador con el cabezal muy gordo y la hizo que se lo introdujera por el chochete, cuanto gusto sintió la mami excitada y caliente, tanto que no pudo parar hasta que se corrió en el sillón del médico depravado que lo estaba viendo todo en primer plano.