Hace muchos meses que quería obtener esta recompensa, siempre he querido grabar a mi hermana masturbándose pues estaba seguro que ella en su cuarto se tocaba, algunas veces por las noches escuchaba gemidos en la habitación de al lado, con el silencio de la noche y las paredes pegadas y delgadas la escuchaba gemir y esos gemidos eran sin duda de placer, eso me ponía muy caliente y mi obsesión por verla masturbarse era tal que hasta cuando no estaba entraba en su habitación y miraba sus bragas, las olía y me hacía pajas con ellas, pensaba que coño tan precioso tenía que tener viendo las braguitas y planeé poner una cámara escondida en su habitación para ver si tenía suerte y la pillaba.


Así que puse una cámara y una noche la grabé haciéndose un dedo, ella en la cama con ropa interior, unas bragas que en alguna ocasión yo había tenido en mis manos y hoy estaban sobre su coño, ella se comenzó a tocar y ya se veía que estaba caliente y se iba a masturbar, y vaya si lo hizo, se fue tocando hasta quitarse la ropa interior y se metió los dedos penetrándose con ellos, se pellizacaba los pezones, se chupaba los deditos y se ponía saliva en el coño para que le entraran mejor, pedazo de paja se hizo mi hermanita, que zorra es y que excitado me pone a mi verla, y es que mi hermana está muy buena como podéis ver y no me importaría tener incesto con ella y pegarle un buen polvo si se dejase.