No es la primera vez que pillo a la marrana de la hija de mi vecina teniendo sexo con algún animal, normalmente perros pero ya la he cazado alguna que otra vez cogiendo con caballos, es una viciosa de la zoofilia y cuando la vi la primera vez no podía creerlo con lo modosita que parecía la chica y lo que tenía guardado, además que se pone de lo mas salida y le hace a los bichos todo tipo de guarrerías.



Y aunque tengo que reconocer que me pongo muy caliente mirándola durante el coito con la bestia, incluso me hago mis pajillas cuando actúo de voyeur, no me esperaba eso de una chica de tan solo 20 años que yo pensaba que estaba en pleno descubrimiento del sexo, y resulta que ya ha escalado peldaños y va por delante de mi practicando incluso el sexo duro con sus mascotas.