Esta preciosidad rubia está caliente como una perra, es una ladyboy con un rabo mas grande que el brazo de un niño chico, pero también posee unas tetas fabulosas y un culo prieto y redondeado, el sueño de cualquier hombre si no fuera por el pepino que le cuelga entre las patas. Aquí la tenemos en un video xxx haciéndose un solo con un dildo extraordinario que se mete por todo el ojete.



Desde luego si nos encontramos con esta hermosura por la calle no sospecharías que tiene polla, parece una modelo y solo pensarías en echarle un polvo, aunque mas de uno pasarían por alto ese no pequeño detalle y le taponarían el ojal, aunque ella se basta y se sobra para hacerse un buen anal como vemos en esta escena porno en el spa con la trans machacándose el culo.