Una mujer fogosa y gozona se deja coger por un perro para lograr venirse con el máximo placer posible, y es que ella sabe que los animales saben como hacer sentir un orgasmo completo a las mujeres, ya lo ha visto muchas veces por internet y es que es adicta desde hace tiempo a ver videos de zoofilia.

Por lo que sabía perfectamente que en el momento que se pusiera debajo de un perro iba a llorar de gusto, y así fue, en cuanto se arrodilló, ya tenía al animal encima montándola y clavándole el mango de carne por la concha, todo exquisito, tanto que se terminó a la vez que el perro y de forma que no lo había hecho antes, le temblaban las piernas de tanto placer como le vino.