Padre e hijo fueron a la consulta del doctor y los pajeó, el médico marrano les machacó y les sopló la polla al muchacho y al papá, con una cámara camuflada en la sala se grabó todo la cinta de sexo gay, el doctor abusón se encapricho de las pijas de los dos varones que fueron a una exploración, les hizo que se desnudaran por completo y cuando los tuvo en cueros el viejo se despachó a gusto saboreando cada una de loas vergas y los culos del padre y el chico, pues también les inundó los culitos con sus dedos, no le importaba para nada la salud de los dos pacientes, él los veía como robles y lo que le importaba era tener sexo con los dos, un par de ejemplares tan pijones no podía dejarlos escapar.