Un grupo de tres jovencitas que se creen muy valientes invitan a su apartamento a dos tipos duros y acaban forzadas y violadas por el culo, estas chicas juegan con fuego porque no conocen de nada a estos hombres que le hacen el sexo más brutal, es un video de porno extremo con anales a tres colegialas que son desvirgadas a la fuerza por sus pequeños agujeros traseros, las chiquitas son obligadas también a comer pollas mientras otro tipo mantiene sus agujeros cubiertos por otro cipote de tamaño excesivo, ellas gritan y maldicen pero no hay vuelta atrás, los individuos se han propuesto dejarles el orto en carne viva y las sodomiza y golpea hasta conseguir su proposito que es obtener el sado mas encarnizado con unas estudiantes muy jóvenes.